-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
carusoroger@hotmail.com

MITOS DE SEMANA SANTA


Todos debemos recordar que los días Santos (Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección) traen consigo un profundo respeto y una interiorización de cada persona, conmerando los días de la pasión y muerte de la palabra hecha hombre, la representación misma de Dios en la Tierra, nuestro Señor Jesucristo, JOSHUA VEN PANDIRÁ. Conocido también como Joshua Ha Natzri (Jesús de Nazaret) pero recordemos que Jesús nació en Belén y no en Nazaret. Podriamos decir que este fue su apodo. Al haber nacido en Belén su apellido pudo ser Ha Betlehemit, bien en fin.

El respeto y luto por este día se ha transmitido por generaciones hasta el día de hoy, llegando a nosotros bastante apaciguado este sentimiento; ya que no guardamos el mismo respeto y temor por estos días, los días Santos con igual intensidad que lo hicieron nuestros padres y ellos como lo hicieron sus padres.
Muchos de nosotros hemos de recordar algunas creencias y mitos que se tenían muy en cuenta tiempo atrás, pero que sí escuchamos en muchísimas ocasionanes y llegamos a respetar también en algún momento.
Mencionare alguna de estas creencias que le serán familiares:
Se dice que estos días (Jueves y Viernes Santo) no se puede subir a un árbol, porque se corre el riesgo de convertirse en mono. Tampoco bañarse en el rió porque se puede transformar en pez. Los bebés que nazcan el Viernes Santo pueden traer el anticristo. No hay que tener relaciones sexuales pues la pareja puede quedar unida físicamente, sin posibilidades de separarse...

Las creencias mencionadas forman parte de una larga lista relacionada con Semana Santa, que en un pasado no muy lejano llegaban a provocar temores en la gente.

No obedecer estas creencias significaba no respetar a Jesús, por no haber guardado duelo por su muerte, al derivar la mente a cosas ajenas a su sufrimiento, lo cual merecía castigo divino. En la actualidad son pocos los temerosos de estos pensamientos, prácticamente sólo los abuelos se acuerdan de estos mitos.

Para muchos católicos, Jueves y Viernes Santo son días de devoción religiosa en los que se siguen ciertas tradiciones como el Vía-Crucis, el ayuno y la vigilia.

Para las personas que venimos de familias con fuertes creencias católicas, es común encontrar afirmaciones,tales como que durante el Viernes Santo no se debía limpiar la casa ni barrer el suelo, porque equivalía a "barrer la cara de Cristo".

Las familias rezaban el Jueves y Viernes Santo; trataban de no hacer ruido; el viernes no consumían carne roja, sino pescado. Incluso muchas de ellas ayunaban.
Y no es desconocido para nadie que estos días la dieta cambia dramáticamente incluyendo en ella los dulces caseros realizados con diferentes frutas y tubérculos como el dulce de mango y de ñame, o el dulce de frijol, o el de papaya biche, papuche de naranja agria, dulce de mamón,  dulce de leche, todos ellos acompañados mayormente con galletas.

La superstición que mas recuerdo es la de no cortar el tronco de un árbol el Viernes Santo, sin haber hablado antes con alguien, pues el árbol comenzaría a gotear sangre.

Tampoco se pueden utilizar clavos porque Jesús fue crucificado de pies y manos con ellos.


Si se corta el cabello ese día, crecerá bello en el cuerpo  el resto del año.

Vestirse de negro, caminar despacio y no gritar para no faltar  el respeto a Dios.

Si algún hijo le levanta la mano a sus padres en un intento de agresión, se le puede caer el brazo o convertirse en mula.

El Viernes Santo a las tres de la tarde (hora en que murió Cristo) no salir, ni siquiera asomarse a la calle.

No se debe cazar porque el daño se te puede ‘devolver’. No cortar nada, porque se estaría cortando el cuerpo de Cristo.

Si un hijo le saca la lengua a sus padres, la lengua se le puede convertir en lengua de serpiente.

Por último, sólo no se puede escuchar música y no se puede bailar, decir groserías, coser, planchar, ni tomar alcohol.

No vestirse de rojo porque sería identificarse con el diablo.


Quizás se me escape algún detalle pero deje por último estas dos creencias y que yo pude vivenciar:

A las doce en punto del día Viernes Santo junto con mi mamá nos dedicábamos a retirar higos de los arboles de la familia del limón que es lo que se cree se hizo la corona con la que humillaron a nuestro señor, arboles como los naranjos, toronjos, el mismo limón. Los higos son una erupciones, una pepitas (cerradas) que brotan en el tronco del árbol y que se creen les brotan a estos arboles en consecuencia de un castigo por haber sido con uno de sus familiares se hizo la humillación, en síntesis los delitos de sangre si existen.

La que considero mas importante para mencionar es el hecho de que los animales respetan holgadamente mucho mas que nosotros al viernes Santo, digo esto por que soy testigo de que ese día pinta muy triste y es amplificado por la situación de que los animales silvestres no se ven, ni siquiera el canto de los pájaros se escucha en este día.

Ah también me falta mencionar el mito de que este día la naturaleza se manifiesta de tal manera que inclusive siempre llueve el Viernes Santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada