-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
carusoroger@hotmail.com

Belleza con Un propsito (Festicumbia)

Sandra Milena Aldana EsquivelJune 8, 2010 at 11:31am
Asunto: TERCER BOLETÍN DE PRENSA
En Festicumbia de El Banco Magdalena:



Belleza con un propósito



En la cumbia la rotación sin fin de la danza simboliza un viaje sin regreso, y las velas aparecen porque las mujeres son las que iluminan a los hombres, las que muestran el camino


Bogotá, julio de 2010 – En el imperialato nacional de la cumbia, de Ell Banco - Magdalena, donde se nombra Emperatriz a una de las 17 participantes por sus múltiples cualidades, la principal de ellas es la forma en que baile la cumbia.



En el XXVI Festival Nacional de la Cumbia, julio 15 al 18, la cadencia al ritmo de la música, el bamboleo de su amplia pollera, el adorno de flores en la cabeza y el mazo de velas en la mano iluminando los armoniosos movimientos, son los ingredientes que detectan los jueces de cada participante en sus desfiles, señala Ofelia Margarita Patiño, actual Emperatriz del concurso.



La belleza, que es otra de las cualidades, debe tener como propósito embellecer un baile ya de por si hermoso, mostrar un rostro amable a los niños y adultos a los que se beneficia con obras sociales y destacar la belleza de la mujer colombiana con su mezcla exacta de razas y medidas perfectas.



Con esas medidas perfectas se elabora la pollera, una falda tan ancha como para que al tomarla con los brazos abiertos se despliegue como un abanico. La pollera puede tener varios colores o llevar los tradicionales cuadritos rojos y blancos.



Las candidatas adornan sus peinados con un ramillete de flores “arrebatamacho” y lucen collares de piedras o semillas coloridas. Una parte muy importante del vestuario son las blusas con sus volantes en las mangas y en los remates.



Ofelia dice que al caminar por El Banco se siente el ritmo de los tambores; los más grandes hechos de troncos huecos de madera con doble parche de cuero; del guache, que es un cilindro metálico lleno de piedritas del río; de las maracas, que son totumas llenas de semillas de capacho; de flauta hechas en caña de millo, y de las gaitas macho y hembra.



En el libro “El Hombre y su río”, de Edgar Rey Sinning, el maestro José Benito Barros indicó “que la cumbia se inicio como una danza para enterrar y despedir a los personajes de la tribu de los Pocabuyes. Es una danza funeraria donde las velas son parte esencial a las que se les atribuyen significados sagrados y funcionales”.



El maestro Barros dijo también “mi hipótesis de la cumbia, después de años de investigación con los últimos descendientes de los Pocabuyes, es que la rotación sin fin de la danza simboliza un viaje sin regreso, y que el mechón aparece porque la mujer ha sido la que ilumina a los hombres, la gran consejera y la que muestra el camino”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada